Para Gala: Feliz cumpleaños.

Gala! Ya pasó un año! Sin darnos cuenta, en un abrir y cerrar de ojos. Ahora tal vez podamos decir que nos graduamos del título de “papás primerizos”, y digo tal vez porque cada día hay algo nuevo por descubrir, y la verdad que nos seguimos olvidando cosas, atolondrándonos por las comidas, desayunos, atragantadas, caídas, dientes, fiebres, y más, pero finalmente llegamos al año!

Este ha sido el año de la teta a demanda, de los pezones agrietados, de las amanecidas, del estrés postparto, de la locura, de conocernos, de aguantarnos, de sobrevivir, y de vivir mucho.

Este ha sido un año también de críticas, aprendimos que las personas creen saberlo todo, que no les gusta que te carguemos mucho, parece que a la gente le aterran los abrazos, escuchamos tantas veces “no la acostumbres a brazos”, otros no querían que te de solo mi leche, me decían “se queda con hambre”, o “te vas a malgastar” “tiene 11 meses, córtale la teta” pero por suerte somos necios y preferimos hacerle caso a nuestros instintos y así seguirá siendo.

Así no les guste tú colchón estará a nivel del piso porque no nos gustan los barrotes de la cuna, también vamos a cargarte lo que podamos cuando tú lo necesites, porque queremos, porque a nosotros sí nos gustan los abrazos y nuestro destete será algo entre nosotras, por ahora vamos bien, reduciendo tomas pero será así lento y con paciencia.

Solo puedo decir creces muy rápido, ponte una pausa para poder seguir disfrutando, se que por momentos estoy loca y soy medio bruja, es verdad eso que decía mi mamá que cuando tenga una hija iba a entender, ahora entiendo. Esto es una locura, pero quiero que siga siendo así.

Gracias por tanto, Feliz cumpleaños

 

Advertisements

Hola Cesárea

Hace unos días nació mi nuevo sobrino, y me dieron unas ganas enormes de tener otro hijo para disfrutar lo que por la inexperiencia me pareció una tortura, lo siento pero realmente las amanecidas, los pezones agrietados, los dolores de la cesárea y el no poder hacer mi vida tranquila luego de operarme creo que pueden entrar en el calificativo de “tortura”.

Y es que realmente el parto no es NADA BONITO, si el estar con la panza nueve meses y parecer una ballenita andante es abrumador, creo que el entrar en trabajo de parto es definitivamente el episodio más oscuro de la vida de cualquier mamá.

Yo fui cesareada, me partieron en dos para sacar a Gala, pero OJO la historia no es que me programaron y listo, tuve trabajo de parto como cualquiera pero mi metro y medio de estatura y el tamaño gigante de mi hija no me dejaron poder tener un parto natural.

Para no olvidarme de ese día, creo que lo mejor es tener esta memoria de “papel” y recordar siempre ese día.

6pm – 24 de Julio – Rompí bolsa y empezamos!

*Las contracciones DUELEN, aunque por suerte son progresivas (el cuerpo sabio se va preparando para la tortura final de forma gradual), se van volviendo más feas conforme pasa el tiempo.

*En la clínica te pondrán un ENEMA – Es algo inevitable, necesitas uno para ayudar a que el bebe pueda salir y la experiencia es HORRIBLEEE

*Te palparán la doctora de turno, la de madrugada y muchos etc. – A menos de que pidas que solo tu médico lo haga, pero como son los hospitales y clínicas puede que sea complicado.

*Si no dilatas: Hola Oxitocina – Estuve en trabajo de parto por casi 24 hrs, nunca dilaté porque Gala estaba muy arriba y como ya había roto la bolsa me indujeron y esa Oxitocina hace que sientas las contracciones MAS FUERTES DEL MUNDO (nivel máximo de calambres y dolor)

*Impotencia: No pude tener el parto natural que siempre quise y en ese momento te sientes frustrada, triste y ansiosa de saber que tu camino es ir a la sala de operaciones.

*La epidural – Para muchas la salvadora, pero para otras el punzón más fuerte que sentirás en la espalda, a mi la verdad no me importó mucho porque andaba más preocupada por la bebe que estaba sin bolsa por varias horas, pero aún tengo la marca.

*Te amarran como Cristo – Mareada, asustada, nerviosa, te amarran en una camilla, te ponen medias súper apretadas, una capa sobre tu abdomen y sin sentir las piernas te van acomodado para el momento.

*ANSIEDAD – Escuchas como van cortando tu piel, como los doctores hablan de que ya casi está, y luego como empujan con todas sus fuerzas para que pueda salir, te aplastan, sientes como jalan algo y luego sientes un vacío extraño, mientras tu acompañante (en mi caso mi novio) ve como sacan un ser de ti mientras todo está como en una escena de asesinato.

25 de Julio – 11 am

* Nació!!! – De la forma más ansiosa que puedas estar, verás como la limpian, la pesan, y la acercan al papá rápidamente para luego acercarla a ti, llorarás, querras pararte y desconectarte de todos los tubos y cosas, pero tristemente la verdad es que no abrazarás al bebe recién nacido, estás drogada y sin fuerza asi que solo estarás poco tiempo viéndolo ya que te tienen que dormir, terminar de cocer y revisar que todo este bien con la herida.

*Despertar – Estás desubicada, han pasado varias horas y sientes que solo pasaron cinco minutos, quieres ver a tu hijo desesperadamente, aún tienes aparatos sobre ti controlando tu pulso y piquetes con el analgésico, no sientes las piernas y no te puedes mover, creo que ese es uno de los momentos más desesperantes que puedes vivir.

Pero luego la verás y desearás que todos desaparezcan para estar solo tú y ella o él, realmente creo que lo mejor es estar sola con tu pareja  y tu recién nacido sobretodo si te operaron.

Bonus Track:

Esa noche no comerás sólidos, no te podrás mover de la camilla mas  que para sentarte un poco para dar la teta (muy lentamente), no te puedes bañar sola por lo que vendrán a bañarte, no orinarás porque tendrás una bolsita conectada, y cuando te la saquen tendrás que orinar en un bacín ayudada por la enfermera.

Al día siguiente querrás pararte y tus piernas si no se hincharon en el embarazo se hincharán luego de la operación, y dar el primer paso será mil veces más doloroso que las contracciones, el ducharte será doloroso, caminar, e incluso dormir.

Pd. Realmente no  sabrás cómo es que lo haces, cómo es que sacas fuerza para despertar cada dos horas, sentarte, y amamantar a tu recíen nacido, y caminar lo más rápido posible, pese a que te digan que no puedes hacer ejercicio, amigos doctores es IMPOSIBLE no hacer esfuerzo con un bebé pero realmente vale 1000000% la pena <3.

Han pasado once meses y  pese a todo no puedo estar más agradecida por  la hija que tengo.

 

 

¿Mamá, el SEXO DÉBIL?

2017, donde supuestamente existe una “igualdad” de género, donde hombres y mujeres somos vistos como “iguales”, queda un estigma para nosotras, ser el “sexo débil”. Digo nosotras porque me incluyo en la bolsa, ahora que soy mamá muchos me dejaron de ver como mujer “independiente”, como la que controla su tiempo y espacio, para “reducirme” a estar en la casa, cuidando a mi hija, “limitada” a eso, y solo pienso ¿Débil por dónde? ¿Cómo el ser mamá me reduce a algo? ¿Estos que piensan así sobrevivirían a la vida de mamá?

A todos los hombres y mujeres que piensan que nosotras (sí, hay mujeres que piensan así también) somos débiles solo puedo decirles: ESTÁN LOCAS@S, y que realmente no aguantarían NI UN DÍA haciendo lo que hacemos. Y ¿Qué hacemos?, te cuento mi ejemplito..

Soy mamá full time, pienso volver a trabajar dentro de poco (hola busco chamba) pero se que aún volviendo seguiré siendo mamá fulltime, no tengo feriados ,  no tengo fines de semana ni días libres (y sé que cuando vuelva al trabajo tampoco los tendré),  duermo 5 horas al día, mis problemas no son qué serie veré hoy, a qué hora pasan un partido, a qué disco voy hoy, mis problemas son qué comerá mi hija hoy, si me faltan pañales, los cólcos de la madrugada, las gripes, fiebres, vacunas.

Tú que piensas que soy el sexo débil y que te quedas en cama viendo netflix por una gripe te cuento que yo NO puedo enfermarme, y si me enfermo no puedo estar en cama por que hola no tengo “licencias médicas”, no me pueden dar migrañas (y si me dan no puedo doparme por la teta – ahora entiendo cuando mi mamá decía: no me puedo dar el lujo de enfermarme). Tú que estás tan estable mentalmente te cuento que yo soy un mar de hormonas pero tengo que seguir cuerda durante el día, tu que llegas cómod@ a tu casa y por “arte de magia” todo está ordenado, te cuento que yo cocino, limpio, ordeno, organizo las cosas en la casa, las cosas de Gala,  y por más que no tenga chamba fija igual me las busco con algunos freelos.

Y ah claro tengo vida social, amigos, practico deporte (o por lo menos lo intento), y sigues pensando que  tener hijos te convierte en algo menor? QUERIDOS NO.

Es un sacrifio? sí, te frusta? un poco, porque me gustaría tener más tiempo para hacer todas las cosas. Pero no me siento débil y mucho menos limitada, al contrario.

Creo que ser #mamá te vuelve más fuerte, te da no dos brazos si no ocho, te multiplica los ojos y te da la habilidad para ver por todos lados, para hacer más de cuatro cosas a la vez y no morir en el intento.

Si eres mamá, trabajas extra en oficina, o solo trabajas en casa cuidando a tus hijos, no eres débil, eres fuerte 💪 (creelo, muy fuerte) y que NADIE te diga lo contrario.

 

*Imagen – Pinterest.

 

 

 

 

 

Mi catarsis de la lactancia

Siempre hemos querido lo mejor para Gala, y desde el embarazo decidimos que no le daríamos fórmula, que ella solo tomaría mi leche, por los increíbles beneficios que la lactancia exclusiva trae para ella y para mi, lo leímos todo, conseguimos un extractor de leche y bolsas especiales para almacenarla y yo poder seguir con mi mida.

El proceso es DIFÍCIL, creo que es lo más difícil que he hecho en toda mi vida, y digo es porque luego de 10 meses seguimos en el mismo proceso, cambia, quiere mas leche, menos leche, y es difícil.

Los primeros 3 meses:

Fueron los MÁS CANSADOS, esto de “trabajo de a dos” es MENTIRA, la carga casi total se la lleva la mamá, yo me amanecía, yo me adormecía, a mi me dolía la espalda, a mi me dolía la herida, yo miraba que tenga toda su ropa limpia, yo me extraía la leche, y seguía con algunos freelos (realmente las madres somos multitask).

Las heridas en los pezones hacían que cada vez que le iba a dar leche llorara (por suerte solo fueron las primeras dos semanas), pero nunca me podré olvidar de eso, y hubieron muchas veces en las que me quería ir, no quería seguir, quería dormir, pero al final creo que ese es el rol más importante del papá, acompañar a mamá para que no pierda la cordura y continúe.

De 3 a 6 meses:

Existen los “baches de crecimiento” que algunos los llaman “crisis” y creo que los llaman así porque las que entran en crisis somos las mamás, ya que estas etapas significan que va a querer más leche, es decir que hará tomas larguiiiiiiiisímas.

Y hablando de crisis, a los 6 meses fue mi crisis más grande, ya que tuve que dejar el trabajo, estaba muy agotada trabajando y corriendo para darle teta, amaneciendome todos los días, mas que por ella por mis tetas adoloridas que a las 4am me obligaban a extraerme leche.

De 6 a 10:

La comida complementaría ayuda bastante, ahora (recién a los 10 meses) Gala quiere más comida, y las tomas se van reduciendo en la mañana, a las 10, a las 12, a las 3 y a las 6, pero las amanecidas siguen, sobre todo si está enferma (lo bueno es que los bebes viven por su instinto y al enfermarse piden más teta porque la leche les da defensas y así se van curando solos)

Pero luego de tanta teta, la mamá queda cucú, (me gusta decir cucú en lugar de decir bruja hormonal), porque no se si estoy feliz o triste, porque hay momentos que solo converso con Gala y estoy sola en la casa, porque pasé de trabajar de lunes a viernes, de entrenar 4 veces a la semana, de estar en miles de lugares a quedarme en uno, e intentar que no se golpee, que aprenda cosas, ayudarla a caminar, aguantar sus 10 kilos mientras la meso y le doy teta porque le vino un ataque de gripe y eso es lo único que la calma, a darle teta en las noches, a aprender  a cocinar (ODIO COCINAR) y a querer reincorporarme pero ver que en verdad ella me necesita por lo menos hasta el año y obvio a estar más misia que el chavo porque significa un sueldo menos en la casa y los gastos son los mismos.

La lactancia materna exclusiva es DIFÍCIL, seguirla no te hace mejor mamá, y no poder continuarla tampoco te hace peor mamá, pero luego de todo este tiempo por lo menos me queda poder inflar el pecho y decir, lo logré, di mi grano de arena en ver que ella reciba lo mejor, lo intenté y lo intento, y tengo como resultado de todo ese esfuerzo gigante a la niña más tranquila del mundo, la que no conoce llanto por hambre porque su leche siempre estuvo y está disponible, la que no se despierta llorando nunca, la que tampoco se duerme llorando y la  que sabe que tiene una manada (porque creo que mi familia es simple y nos acompañamos como una).

Ahora tengo que volar porque una niña gigante de 10 meses y 10 kilos despertó de su siesta para comer.

❤ Pero para terminar, mi resumen de la lactancia materna exclusiva: vale la pena una y mil veces.

 

 

10 Meses

El 25 cumplí 10 meses de ser mamá, 10 meses de no dormir toda la noche, 10 meses de llorar y reir, 10 meses de no tomar duchas largas, 10 meses de usar medias impares porque no tengo tiempo de buscar los pares, 10 meses de usar mi extractora de leche, 10 meses de intentar hacer ejercicios, 10 meses de no ir al cine, 10 meses de pura teta, 10 meses sin pisco y chilcanos, 10 meses de trabajar en madrugadas por que el día es de ella, 10 meses de no desesperarme.

Estos han sido los 10 meses más significativos de mi vida, los más lentos y rápidos, IMG_4864todas las páginas “cliché” que dicen que ser mamá es lo más “hermoso y lindo de la vida” no te dicen lo REALMENTE DIFÍCIL que es, pero no se equivocan,

Hoy aprendió a caminar, dio 5 pasos, y subió un mueble! Su cerebro ha avanzado tanto y tan rápido.

❤ Nos quedan muchos meces más por descubrir.

Embarazo, la falacia de la dulce espera.

Antes pensaba que los embarazos duraban solo 9 meses, nunca me dijeron que se cuentan en semanas y que en realidad terminan siendo casi 10 meses (42 largas semanas). Antes pensaba que a  las “primerizas” se les adelantaba el parto, es lo que te cuentan las abuelas y las señoras que tienen más “experiencia” como mamás (es decir unos cuatro hijos). Antes pensaba que el embarazo era “la dulce espera” con fotos dulces, antojos, engreimientos, descansos prolongados, y todo lo que te venden los comerciales de pañales, felicidad pura.

Pero la verdad es que el parto no se adelanta (a menos de que tengas complicaciones), y la dulce espera no es nada dulce, es amarga, triste, hormonal, cansada, sin antojos, llena de nauseas (suerte las que nunca las sintieron) y dolores pequeños, grandes y  constantes. (Se lee horrible, lo siento, pero así es llevar por casi 10 meses un ser en tu barriga)

Solo puedo hablar de mi única y lo suficientemente vivida experiencia de embarazada, a muchas mujeres les gusta la panza, lamentablemente a mi no me gustó mucho, amo a mi hija pero el proceso es algo que pensaría mucho antes de repetirlo. (Muuucho), y para no olvidarlo aquí dejo un resumen…

  • 8 Semanas en adelante: NAUSEAS (depende de la suerte de cada una, pero para mi LAS PEORES DE MI VIDA).
  • 13 Semanas: Riesgo (depende de cada una pero para mi conocí la palabra “hematomas”,  y los nervios de que algo malo pasara -amigos doctores deben ser más cuidadosos al hablar de ellos -, pero al final todo pasa, el estar tranquilo, respirar sirve, junto con a carga hormonal que te dan.
  • 15 semanas: GRIPE (Se me bajaron las defensas y la gripe sin pastillas es realmente odiosa)
  • 20 semanas: SUEÑO – De aquí en adelante te sentirás como si vivieras una amanecida constante.
  • 25 semanas: PANZA – empieza a brotar y eso si te emociona y te pone feliz (No, señores no estaba gorda, estaba embarazada).
  • 30 Semanas: ACIDES – Sin lacteos descubres que la vida es más bonita.
  • 33 semanas: Quieres hacer tu vida normal, pero la panza es cada vez más grande, lo bueno es que las personas te tratan más amablemente, lo malo es: TODOS QUERRÁN AGARRAR TU PANZA (no es divertido como piensan).
  • 34 Semanas: NO TENGO ROPA (Todo me apretaba, sobretodo los pantalones)
  • 36 semanas – La panza te dice que ya estás y llegó la hora de ¡PROFILAXIS! ¿Qué es Profilaxis? Lo justo y necesario, el doctor no sacará solo a ese bebe en realidad serás tú y el bebe los que hagan el trabajo y el doctor solo dará una ayudadita, y si es cesárea debes estar preparada igual para todo lo que eso significa. (Un curso necesario realmente)
  • Semana 37 – Bebe a término – Se acabo la angustia de que se te adelante (porque si lo hace significa que es prematuro)
  • Semana 38 – MUCHO DOLOR en la pelviz, te ríes y te orinas, no puedes dormir, te duelen los huesos, la espalda, las rodillas, el cuerpo entero y no quieres caminar pero..
  • Semana 39 – Tienes que CAMINAR toooodo lo que puedas para que el bebe empiece a bajar y con ese dolor casi insoportable es difícil.
  • Semana 40 – 41 – 42  Se te puede romper la bolsa, y si se te rompe no tienes que correr ni acelerar (pueden pasar hasta 3 días así hasta que dilates), relaja, una ducha, pon música, siente tu barriga por última vez, y dile que pronto se van a conocer (Gracias profilaxis por darme esa calma)

Bonus track:

  • No existen antojos fuertes: todo es MENTAL (Sí, mental, nada de chocolates, nada de dulces o cosas así), pero el cuerpo se encarga de que comas lo que necesitas (yo odiaba las verduras y durante todo mi embarazo fueron mis mejores amigas)
  • No hay nada que te “adelante” el parto, sí puedes comer ají, sí puedes comer chocolate, no te preocupes.
  • No puedes comer todo lo que quieres, y es que si subes más de 15 kilos puedes ser una candidata para cesárea y después recuperar tu peso será un poco bastante complicado, asi que es más fácil controlar el peso desde un inicio (y no desde los últimos meses como me tocó a mi)
  • Puedes hacer ejercicio, si antes practicabas ejercicio, continúa (si me lo hubieran ducho mi embarazo hubiera sido más feliz)
  • Puedes caminar, subir escaleras, saltar, bailar, trotar, correr y ser muy feliz.
  • Llorarás mucho, o te reirás o simplemente no sabrás qué ocurre contigo, y eso se llama hormonas.
  • Te dirán mil cosas, criticarán el nombre que le quieres poner, te dirán cómo vestirl@ antes de que nazca, escucharás esto si y esto no, y lo mejor es ir a un lado.

Son muchas cosas más, cada una tiene una experiencia distinta (para mi no existen embarazos iguales, todos pero TODOS son distintos) pero hay experiencias que se repiten y queridos simplemente no es una dulce espera.