Hola Cesárea

Hace unos días nació mi nuevo sobrino, y me dieron unas ganas enormes de tener otro hijo para disfrutar lo que por la inexperiencia me pareció una tortura, lo siento pero realmente las amanecidas, los pezones agrietados, los dolores de la cesárea y el no poder hacer mi vida tranquila luego de operarme creo que pueden entrar en el calificativo de “tortura”.

Y es que realmente el parto no es NADA BONITO, si el estar con la panza nueve meses y parecer una ballenita andante es abrumador, creo que el entrar en trabajo de parto es definitivamente el episodio más oscuro de la vida de cualquier mamá.

Yo fui cesareada, me partieron en dos para sacar a Gala, pero OJO la historia no es que me programaron y listo, tuve trabajo de parto como cualquiera pero mi metro y medio de estatura y el tamaño gigante de mi hija no me dejaron poder tener un parto natural.

Para no olvidarme de ese día, creo que lo mejor es tener esta memoria de “papel” y recordar siempre ese día.

6pm – 24 de Julio – Rompí bolsa y empezamos!

*Las contracciones DUELEN, aunque por suerte son progresivas (el cuerpo sabio se va preparando para la tortura final de forma gradual), se van volviendo más feas conforme pasa el tiempo.

*En la clínica te pondrán un ENEMA – Es algo inevitable, necesitas uno para ayudar a que el bebe pueda salir y la experiencia es HORRIBLEEE

*Te palparán la doctora de turno, la de madrugada y muchos etc. – A menos de que pidas que solo tu médico lo haga, pero como son los hospitales y clínicas puede que sea complicado.

*Si no dilatas: Hola Oxitocina – Estuve en trabajo de parto por casi 24 hrs, nunca dilaté porque Gala estaba muy arriba y como ya había roto la bolsa me indujeron y esa Oxitocina hace que sientas las contracciones MAS FUERTES DEL MUNDO (nivel máximo de calambres y dolor)

*Impotencia: No pude tener el parto natural que siempre quise y en ese momento te sientes frustrada, triste y ansiosa de saber que tu camino es ir a la sala de operaciones.

*La epidural – Para muchas la salvadora, pero para otras el punzón más fuerte que sentirás en la espalda, a mi la verdad no me importó mucho porque andaba más preocupada por la bebe que estaba sin bolsa por varias horas, pero aún tengo la marca.

*Te amarran como Cristo – Mareada, asustada, nerviosa, te amarran en una camilla, te ponen medias súper apretadas, una capa sobre tu abdomen y sin sentir las piernas te van acomodado para el momento.

*ANSIEDAD – Escuchas como van cortando tu piel, como los doctores hablan de que ya casi está, y luego como empujan con todas sus fuerzas para que pueda salir, te aplastan, sientes como jalan algo y luego sientes un vacío extraño, mientras tu acompañante (en mi caso mi novio) ve como sacan un ser de ti mientras todo está como en una escena de asesinato.

25 de Julio – 11 am

* Nació!!! – De la forma más ansiosa que puedas estar, verás como la limpian, la pesan, y la acercan al papá rápidamente para luego acercarla a ti, llorarás, querras pararte y desconectarte de todos los tubos y cosas, pero tristemente la verdad es que no abrazarás al bebe recién nacido, estás drogada y sin fuerza asi que solo estarás poco tiempo viéndolo ya que te tienen que dormir, terminar de cocer y revisar que todo este bien con la herida.

*Despertar – Estás desubicada, han pasado varias horas y sientes que solo pasaron cinco minutos, quieres ver a tu hijo desesperadamente, aún tienes aparatos sobre ti controlando tu pulso y piquetes con el analgésico, no sientes las piernas y no te puedes mover, creo que ese es uno de los momentos más desesperantes que puedes vivir.

Pero luego la verás y desearás que todos desaparezcan para estar solo tú y ella o él, realmente creo que lo mejor es estar sola con tu pareja  y tu recién nacido sobretodo si te operaron.

Bonus Track:

Esa noche no comerás sólidos, no te podrás mover de la camilla mas  que para sentarte un poco para dar la teta (muy lentamente), no te puedes bañar sola por lo que vendrán a bañarte, no orinarás porque tendrás una bolsita conectada, y cuando te la saquen tendrás que orinar en un bacín ayudada por la enfermera.

Al día siguiente querrás pararte y tus piernas si no se hincharon en el embarazo se hincharán luego de la operación, y dar el primer paso será mil veces más doloroso que las contracciones, el ducharte será doloroso, caminar, e incluso dormir.

Pd. Realmente no  sabrás cómo es que lo haces, cómo es que sacas fuerza para despertar cada dos horas, sentarte, y amamantar a tu recíen nacido, y caminar lo más rápido posible, pese a que te digan que no puedes hacer ejercicio, amigos doctores es IMPOSIBLE no hacer esfuerzo con un bebé pero realmente vale 1000000% la pena <3.

Han pasado once meses y  pese a todo no puedo estar más agradecida por  la hija que tengo.

 

 

Author:

Soy una semilla

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s